Veni, BIDI, vinci

15 03 2010

Una entrada muy esperada….

En el anterior post (aquí debajo sí, check it out yo!) hablaba del artista urbano Banksy, quien ha inspirado este escrito no sólo por la bidimensionalidad en la que trabaja (aunque ‘graffita’ tan bien que hace de ella un 3D) sino porque sin venir a cuento me encontré con una obra del susodicho donde utiliza un código BIDI. ¿Y qué es eso? Pues mira:

No, no se trata tan sólo de un familiar del código de barras ni mucho menos tan sólo unos puntos pixelados encuadrados. El BIDI o código QR (Quick Response) es un sistema creado en Japón para almacenar información. Esta tecnología permite que al ser fotografiado en un soporte físico o en la red con un móvil se pueda acceder de forma directa y rápida a cualquier contenido alojado en la red.

Últimamente está siendo muy utilizado para campañas publicitarias, ya que tan sólo con la descarga de un programa para el móvil y tras hacer una simple foto, se puede redireccionar a quien lo haga donde uno más desee; por ejemplo el aquí añadido lo hace hacia mi blog.Otro ejemplo sería el de YOROKUBU, quienes lo utilizan en su versión impresa.

Resulta pues que, a pesar de parecer una tecnología muy complicada es más sencilla de lo que parece, en cuanto a su realización concierne. Existen ciertas compañías que lo comercializan especialmente, pero Kaywa ha sacado a la luz gratuitamente  un lector de códigos QR. Asimismo ha revolucionado este campo ofreciendo a cualquier persona la creación de sus propios códigos BIDI o QR, de una manera tan simple como entrar en su página web y decidir el contenido, desde ‘linkar’ a una URL hasta a un texto cualquiera, y generar el mentado en el tamaño deseado.

A partir de ahora comienza la batalla tecnológica gracias a un invento que me encanta y pretendo explotar. Es la mezcla perfecta entre la novedad tecnológica y el ‘código de barras’ como el de cualquier producto desde hace ya 30 años de su inmersión en las tiendas.

Do you like it?


Like This!

Comparte






SUN.day

14 03 2010

Tras un fin de semana bastante completo, ¡no me puedo ni me pienso quejar!, vuelvo a mi casa de la calle Elm con cosas freshcas. Han dado de sí estos tres días, las 72 horas han estado muy bien repartidas entre rugby, cervezas y paseos con nocturnidad y alevosía, que me invitaron a unas copas. Pero bueno, ya sentado en mi silla frente al ordenador y tras el pertinente paseo en barca por la red, paso a postear dejando los detalles nimio* del visado (Viernes, Sábado y Domingo) a un lado.

Comenzaré pues con el motivo que ha hecho venga hasta Elm Street (además de para dormir)….

Resulta que el Viernes (o Jueves noche) tuve una charla que dio funcionalidad a la pegatina de Dwarf8 (ese enano gafudo que se pierde en misiones tan secretas que ni él mismo conoce) hizo que tuviera sentido en mi bolisllo, aunque sea por la parte trasera….Un rotulador verde apuntó varias maravillas en la misma que acabo de retomar y googlear y ahora me decido a analizar y postear.

Empezaré por las dos cosas que causaron bastante revuelo en mi cerebelo; una es la página web del creador de la bola gorda de cuatro (entre otras muchísimas cosas) que perseguía a los protagonistas de la cadena….

Se trata de Claus Cibils aka NTSC, creativo venezolano’ fundador (junto a Álex Maldonado) de Vectorsoul . Una calidad audiovisual y una creatividad que traspasan mi pasión por la profesión y que a partir de ahora serán seguidas desde cerca por mi ratón de Bacardi Limón.

Os dejo aquí el link para su excepcional página web y pasaré a la segunda cuestión en colación.

http://www.ntsc.me

Como se puede apreciar se trata de un dominio .me, y ahí comienza mi siguiente aventura en busca del conocimiento. ¿De dónde será? ¿Debería tratarse de un país o se tratará de una innovación para personalizar tu propia página?

Con los primeros zarandeos de los remos he descubierto que se trata del dominio territorial de Montenegro, pero que está siendo utilizado por Entorno Digital para “jugar”. Han visto la oportunidad y se han lanzado a la gestión del mismo con fines que rebasan al propio país.

Al descubir el poderío del la terminación tanto en inglés como en español, han decididio aprovecharlo y sacarlo a pasear por la red. El dominio es totalmente libre y se pueden crear muchos juegos de palabras tales como follow.me, sigue.me, kiss.me, besa.me….Gran potencial se percibe para redes sociales pero más aún para webs personales.

Además de ésto, la gestión ha tenido en cuenta la cantidad de personas que quieren la misma URL, por lo que si existen varias peticiones para el mismo dominio éste pasará a subastarse entre los aspirantes, algo que favorecerá a la gente del cash la verdad….pero muy bien traído para engordar cuentas y dejen de ser tan corrientes….

Do you like it?


Like This!

Comparte