pr0n*

6 05 2010

Revisando mi post anterior recordé que me puse un P.S. y lo prometido es deuda. Menos mal que me reviso sino se hubiera quedado en el olvido y sería una pena, o pene en este post.

Antes de empezar quizá deba aclarar el título del post, el cual no se debe a un tembleque de mis dedos ni mucho menos a que estén pegajosos por el tema, sino que posee una historia peculiar.

prOn* es un término quizá bastante geek que me llamó la atención por el mismo hecho que debería hacertelo a tí, ¿no saben escribir o qué?. Pues resulta que éste se acuñó en tiempos de antaño cuando existía cierta censura en Internet. Como bien se puede sonsacar viene a colación de la porn-ography.

Érase una vez….un tiempo en el que existía una tendencia al intercambio de datos donde se reemplazaban las letras con números. En algún momento en IRC alguien cometió un error tipográfico, cambiando el orden de los dos caracteres centrales, y, sin comerlo ni beberlo, aunque si disfrutándolo, consiguió el naming por excelencia.

El añadido del asterisco se colocó para matizar que se trataba de una Porn Star.

Pero bueno, a lo que vine….Me propuse hablar de porno y redes sociales, pero no para decir que es lo único que se hace en internet, sino para sacar a la luz un hecho que me fascinó y quizá más de uno no se haya percatado debido al contenido de tales páginas. En un principio puede pensarse que son simples páginas en las que uno entra, escoge un vídeo que se la pela y ala, a otra cosa. ¡Pues no! ¡Están eficazmente dirigidas por personas que deberían ser reconocidas! Ésto no es una apología del sexo en Internet, sino una muestra a la galería de las posibilidas que éstas páginas han sabido aprovechar y de la que deberían aprender muchos profesionales.

Resulta que el otro día, por investigar el tema, un amigo…..ehm….conocido….ehm….entré sin casualidades en una famosa web de este tipo. Se trata de PornHub: It makes your dick bigger & your pussy wet. Una de las tantas que existen, pero que por sí misma incluso mejora al propio YouTube, y no por el contenido, sino tanto por la estructura de su contenido como por lo que me llamó la atención: su estrecha relación con las redes sociales. ¡Sí, eso es! PornHub es pionera además de en el porno, unos de los sites más visitados, en Social Media, incluso mejora muchos sites de marcas variopintas que suelen vanagloriarse por ser “sociales”.

Siento la calidad, pero clickad en ella y adelantad lo que voy a decir….Como puede apreciarse, además del básico en el porno de hacerte usuario Premium, pago por contenido más exclusivo (en algunas webs por el mismo que puedes encontrar aquí) existe un apartado llamado SHARE. ¡Ahí está el quid del post! Ofrecen la posibilidad de linkar el vídeo que estés viendo, en mi caso era de Gianna Michaels, a cualquier red social o derivado que existe. Practicamente puedes compartir el mismo con quien quieras y donde quieras, sin necesidad de copypastear el link. El problema, claro está, reside ya en cada persona, si quiere dar a conocer su pornografía o no…. Pero la iniciativa ahí está, y si perdura por algo será.

Asimismo dispone de las herramientas de votos, detalles del vídeo y el número de visitas, lo cual pone los pelos de punta. Claro que no tiene comparación con las cifras del último vídeo de Lady Gaga con Beyoncé, Telephone, el cual alcanza unas cifras estratosféricas sumadas a un product placement radical que daría (quizá dé) para otro post. En el caso del vídeo de PronHub ya contaba con 470.350 visionados.

Relacionado con los Social Media toca pasar a otro tema que no pasa desapercibido en las páginas porno: los banners. Toda página cuenta con ellos, pero en éstas son más especiales, encuentras de todo….:

¡Larga vida a la creatividad! No sólo podrás tener ese cuerpazo sino que dispondrás de dos brazos extra, ¿cómo puedes negarte?….

Pero lo verdaderamente interesante de los banners, no esos, es la evolución y tecnología de la que se aprovechan. Ahora mismo incluso utilizan los rich media, con banners donde puedes ver una escena x (por el contenido, no ‘x’ como cualquier escena) y suele ir en relación a la temática del vídeo que estés viendo. En cuanto a la tecnología que utilizan éste no es el caso que merece tanto mi atención, sino…. ¡El uso de Cookies!

Estas páginas consiguen información sobre los hábitos de navegación del usuario, lo que utilizan las agencias que gestionen esos banners de manera realmente impactante al principio, luego ya da miedo por el supuesto abuso de privacidad, pero es totalmente legal ese uso de las ‘huellas’. Donde quiero llegar es a mentar que tales banners suelen anunciar que hay muchas chicas, y además deseosas de sexo, cerca de tu casa. Al conseguir acceso a archivos temporales del disco duro gestiona la localización de la I.P. y conoce a su destinatario de manera que personaliza los mensajes, algo espectacular pero que parece puede ocasionar ciertas dudas en cuanto a su intrusismo en la privacidad.

Siguiendo con el tema del sexo creo conveniente añadir una iniciativa con la que me acabo de encontrar paseando por Yorokobu (hoy lo escribo bien). Siguiendo el ejemplo de la S.G.A.E. el mundo del porno ha decidido plantarle cara a la piratería, y no con las absurdeces y sandeces practicadas por “los Ramoncines”, sino realizando comunicados, entrevistas y…. Vídeos donde reivindicarse como el que viene a continuación (asimismo click the link de Yorokobu para conocer mucho más a fondo la noticia):

Para terminar un poco más de sexo, pero, en este caso, de manera original y divertida (no digo que “el otro” no lo sea, existen barbaridades comicósmicas por doquier). Por supuesto responde a la firma Diesel, quienes organizaron una fiesta simultanea en distintos países con la temática xXx. Para promocionarla modificaron imágenes de películas porno de los ’70 haciéndolas más divertidas y, sobre todo, más aptas. No explicaré más, dale al play y disfruta. Seguramente ya lo habrás visto, pero no dudo volverás a sonreir con él.

Aunque no puedo cerrar este post sin mostrar los títulos más originales de películas porno de la historia.

SEE YOU LATER ALIGATOR, IN A WHILE CROCODILE.

Do you like it?


Like This!

Comparte


Anuncios




Operación bikini: ¡Reduce tus links!

16 04 2010

Hasta hace unos meses no me puse al día en Twitter como debía, pero últimamente estoy descubriendo más y más del mismo, a pesar de no disponer de aparato móvil con el que actualizarme continuamente y dar mal en la red…. Pero de lo que quiero hablar no es de la red social, que también….

A lo que vengo es a informar sobre la dieta de links que se produce en los tweets y que está yendo más allá….

Cuando paseaba por la red social encontraba links bastante rarunos, cortos y demasiado similares entre ellos. Dudaba, claro está, de que todo el mundo quisiera mandar a la gente al mismo sitio, por lo que clickando, clickando y con el mazo dando fui descubriendo diferentes redirecciones posibles…. Asi que me puse a investigar aka googlear.

Resulta que existe una página cual dietista/nutricionista que hace posible no tener que introducir links de un tamaño desproporcionado que muchas veces pueden llevarte a páginas interesantes pero que molestan a la vista, así como que algunos desvelaban el interior de la noticia.

La culpable de todo ésto es: bit.ly, quien ofrece la posibilidad de realizar esta acción a tan sólo un click y no sólo eso, también trackear el mismo, compartirlo por otros medios que no sean CTRL+C/CTRL+V, y también disponer de una base de RSS pública. Una acción bastante peculiar, no veía algo así desde que descubrí no hacía falta escribir las uves dobles del World Wide Web en la barra de direcciones.

Bit.ly se ha popularizado principalmente por ser el acortador por defecto de TweetDeck, y ha conseguido ser una referencia y una ayuda, sobre todo, por los 140 únicos caracteres de cada tweet que escribe el usuario. Han conseguido que links sin fin se conviertan en una ínfima URL.

La empresa posee unos datos espectaculantes, tales como 40-50 millones de acortamientos por día, hasta 147 millones de clicks al día, 3400 millones de clicks en todo el mes de marzo, 40 veces más que hace un año, y con clientes de Bit.ly Pro de la talla de The New York Times, CNN, Amazon, Foursquare o Starbucks.

A partir de ahora los links ya no serán lo eran.

Por ejemplo, si quieres mandarle este artículo a cualquiera ya no tendrás que saturarle con tantos caracteres como: https://publicidadenelmstreet.wordpress.com/2010/04/16/operacion-bikininternet-¡reduce-tus-links, sino que con ésto bastará:

http://bit.ly/d2CuZR

Y, para finiquitar, una pequeña clase de publicidad en el exterior gracias a comicpublicidad, en concreto de José Carlos León. No se trata de cómo hacerla y cómo no, sino en los términos básicos utilizados en el día a día y que, al parecer, son érroneos: MUPI vs OPI.

Do you like it?


Like This!

Comparte